La prevención de incendios en los aparcamientos se vuelve térmica

La prevención de incendios en los aparcamientos se vuelve térmica
julio 16, 2021
Charging an electric car with a public charger in a parking lot

Los avances en movilidad, junto la preocupación por el medio ambiente, han motivado un amplio desarrollo de los vehículos eléctricos a lo largo de estos años y un aumento en la implantación de las estaciones de carga, cuya presencia se ha triplicado en Europa en los últimos cuatro años. La normativa actual española obliga a los aparcamientos de uso público a contar con las instalaciones necesarias para ubicar una estación de recarga por cada 40 plazas. La creación de todas estas nuevas estaciones eléctricas conlleva un incremento en los riesgos de incendio, lo que obliga a los operadores de aparcamientos a buscar soluciones en prevención de incendios. Las soluciones de vídeo inteligente y la tecnología térmica constituyen un remedio eficiente y eficaz ante este peligro.

 

El riesgo de incendios es una de las principales preocupaciones de los operadores de aparcamientos. Estos tienen una elevada carga de fuego, medida que indica la gravedad potencial de un incendio, debido a diversos factores. Entre ellos, la presencia de vehículos y combustibles; la poca distancia entre los mismos, que facilitaría la propagación del fuego en caso de incendio; o el aumento de estaciones de recarga en el interior de las instalaciones.

 

Esta preocupación se ha traducido en la toma de medidas de prevención contra incendios. Medidas que se han visto mejoradas con los avances en la denominada tecnología térmica, como, por ejemplo, las cámaras termográficas, capaces de detectar un aumento anormal de temperatura y activar alarmas o medidas de extinción antes de que se propague un fuego.

 

Un nuevo peligro

La presencia de estaciones de recarga para vehículos eléctricos en aparcamientos supone un nuevo riesgo de incendios para este tipo de instalaciones y un reto en la adaptación de las medidas contra el fuego para sus responsables. ¿Por qué ese aumento de riesgo si en el caso de determinados vehículos eléctricos se llega a suprimir del todo la presencia de combustibles?

 

Como sucede en todas aquellas instalaciones que proporcionan mucha energía, los elementos de una estación de carga pueden calentarse con facilidad. Tanto el propio terminal como las baterías de los vehículos eléctricos se calientan durante la carga, suponiendo un aumento del riesgo potencial de incendio en determinadas circunstancias. Los propios operadores recomiendan el uso de equipos de vigilancia por este motivo.

 

Tecnología térmica certificada como protección contra incendios en aparcamientos

¿Cómo puede ayudarnos la tecnología térmica en este tipo de instalaciones? Alertando de un posible incendio antes de que se produzca o se propague. Los sensores térmicos con capaces de detectar temperaturas anormales, proporcionando una primera alerta si éstas llegan a superar un nivel preestablecido. Si se produce una acumulación de calor en una estación de carga o en el propio vehículo eléctrico, se produce una alerta para que se tomen medidas, antes incluso de que se llegue a producir el incendio. Ésta es la premisa de la solución Electric Vehicle Charging Station (EVCS) de Hikvision.

 

Los riesgos que añaden las estaciones de recarga a los aparcamientos requieren de una respuesta que aporte tranquilidad. Por ello, la solución EVCS de Hikvision utiliza cámaras térmicas certificadas para la prevención de incendios por la CNPP (en inglés, National Commission for Vocational Certification). La CNPP es una certificación independiente para la prevención de incendios y está reconocida en toda Europa. Esta marca de certificación da fe de la calidad de las instalaciones de seguridad contra incendios.

 

Soluciones EVCS de Hikvision según disposición y requisitos del aparcamiento

Una primera solución pasaría por la Thermal & Optical Bi-Spectrum Network Turret Camera, que enfocaría la lente térmica a la estación y la lente óptica a la plaza de aparcamiento que cubre el propio coche.

La segunda opción utiliza la Thermal & Optical Bi-spectrum Network Bullet Camera, con un campo de visión más amplio. Se necesitan menos cámaras para cubrir un aparcamiento, ya que una única cámara abarca más, lo que resulta más económico. Igualmente, se puede utilizar para asegurar una mayor parte del aparcamiento, especialmente porque también puede detectar la presencia de personas.

Ventajas de las soluciones

Ambas soluciones de Hikvision cumplirían el doble objetivo de permitir a los usuarios recargar sus vehículos eléctricos de forma segura y proporcionar tranquilidad al responsable del aparcamiento, al ser capaces de detectar un aumento anómalo de la temperatura de forma eficaz.

 

Además, estas propuestas proporcionan una respuesta más rápida a la hora de detectar un posible incendio y añaden una nueva ventaja: al contar con una lente óptica, la verificación del vídeo puede ayudar a visualizar falsar alarmas. Cada cámara está georreferenciada por nivel y zona de aparcamiento. Cuando se detecta un incidente, el operador puede comprobar la ubicación para ver lo que está sucediendo allí.

 

Cámara termográfica

Una tercera opción para los responsables de los aparcamientos es la instalación de una Thermographic Cube Camera directamente en la estación de recarga. Ésta proporciona todas las ventajas de detección de anomalías en la temperatura desde la propia unidad, alertando al alcanzar una determinada temperatura prefijada. Esta solución sería útil en casos con menor número de estaciones de recarga y en los que no sea necesario vigilar además el entorno.

El momento del repostaje

El fuego es uno de nuestros mayores temores, ya que trae consigo lesiones o daños peores y puede causar daños masivos con un gran coste económico. El auge de los vehículos eléctricos ha añadido una nueva dimensión a la seguridad de los aparcamientos. Si algo va mal con un vehículo eléctrico, suele ocurrir mientras se está cargando. Las cámaras certificadas de la solución EVCS proporcionan más información sobre las condiciones del lugar de carga para verificar una alarma de temperatura. Tanto los usuarios de los vehículos como los operadores de los aparcamientos ganan en tranquilidad en los puntos de repostaje que constituyen las estaciones de carga, gracias a esta tecnología. 

Contáctenos