Smart Door de Hikvision, una solución real ante el problema de la okupación

Smart Door de Hikvision, una solución real ante el problema de la okupación

abril 21, 2022

En los últimos años, sobre todo a consecuencia de la pandemia, las okupaciones de viviendas han crecido considerablemente en España. Pese a no haber cifras exactas del problema, hay comunidades autónomas como la de Madrid que estiman en más de 4.000 las viviendas ocupadas en la región, mientras que si observamos el número de denuncias por intento de ocupación en los últimos años la tendencia es claramente al alza: de casi 10.000 en 2016 a más de 14.000 en 2020, último año del que se ofrecieron cifras oficiales.

 

Más allá de los estadísticas, detrás de la okupación hay propietarios, sobre todo de casas vacías, que tienen que hacer frente a este problema: un proceso lento que puede llevar incluso años para poder recuperar el inmueble. Para evitarlo, Hikvision, líder en sistemas de seguridad, ha creado la Smart Door, la solución inteligente antiokupa que previene los intentos de intrusión gracias a su innovadora tecnología.

 

 

La nueva Smart Door, que fue presentada con gran éxito el pasado mes de febrero en SICUR, la feria dedicada al sector de la seguridad de Madrid, forma parte de la familia AX-PRO, el sistema de alarma inalámbrico de Hikvision diseñado para proteger viviendas y pequeños negocios.

 

 

¿Cómo funciona?

 

La nueva Smart Door ofrece una solución para prevenir un intento de okupación basada en tres pilares:

 

Retarda: Retrasa la entrada de un okupa gracias a la estructura metálica anclada a la pared, construida con chapa de acero galvanizada o lacada, y que cuenta con una cerradura de tres puntos. Su resistencia permite aguantar los continuos golpes y da el tiempo suficiente para que el sistema avise a las autoridades.

 

Detecta: El detector de impacto detecta que la puerta está siendo forzada a través del sensor inercial (que combina la detección de impacto y vibraciones) y certifica que hay un intento de acceso no autorizado.

 

Videoverifica: El módulo Doorcam, oculto a la vista del intruso, se activa simultáneamente con el sensor inercial y captura un clip de vídeo instantáneo de hasta 20 imágenes por segundo durante cinco segundos: la cámara se activa ante la intrusión, graba los movimientos delante de la puerta y envía esas imágenes a la Central Receptora de Alarmas para que verifiquen el intento de intrusión. Además, la alta sensibilidad de la cámara ofrece una imagen nítida de lo que sucede en la puerta aunque haya baja luminosidad. De esta forma, la gestión remota a través de Hik-Connect reduce las falsas alarmas, ya que el propietario puede ver desde su dispositivo si efectivamente están intentando acceder al inmueble.

 

 

La Smart Door cuenta también con un sistema de baterías que la hacen funcionar incluso en viviendas deshabitadas que carecen de electricidad, donde la seguridad es más necesaria. Para ello, está dotada de unas pilas que garantizan su funcionamiento durante más de 5 años. Asimismo, la central AX-PRO posee una batería de 500Ah que le permite operar el sistema en su conjunto durante más de 10 meses ininterrumpidamente. Eso la convierte en especialmente adecuada para bancos o fondos de inversión que son propietarios de grandes cantidades de pisos o de edificios que están vacíos, a la espera de que se pongan a la venta o para alquiler.

 

La estructura metálica de la puerta combinada con la innovadora tecnología del sistema AX-PRO convierten a la Smart Door de Hikvision en una referencia en el mercado, ofreciendo una solución efectiva, completa e innovadora ante los intentos de ocupación.

 

Este sitio web utiliza cookies para almacenar información en su dispositivo. Las cookies ayudan a que nuestro sitio web funcione normalmente y nos muestran cómo podemos mejorar su experiencia de usuario.

Al continuar navegando por el sitio, usted acepta nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad.

Contáctenos
back to top
Top