Cómo minimizar los riesgos y los daños de incendios con cámaras termográficas

Cómo minimizar los riesgos y los daños de incendios con cámaras termográficas
julio 09, 2021

Un incendio fuera de control y no detectado a tiempo puede causar importantes riesgos para la salud y la seguridad de los empleados, así como daños materiales incalculables, por la destrucción de bienes e instalaciones. El fuego es un enemigo que debemos tener muy en cuenta. La buena noticia es que la nueva generación de soluciones inteligentes de vídeo y cámaras termográficas está acelerando el tiempo de respuesta y de detección de incendios, ayudando a empresas de todo tipo a proteger a las personas y a sus instalaciones.

 

Las compañías de seguros pagan al año 500 millones de euros para arreglar o indemnizar los daños causados por incendios, según datos del informe ¡Fuego! Los incendios asegurados en 2019-2020, elaborado por Estamos Seguros en colaboración con Cepreven y Tecnifuego.

 

La mayor parte de los inmuebles protegidos por el seguro frente a los incendios son viviendas (88%), seguidas por comercios (5,9%), comunidades de propietarios (3,4%), industrias (1,6%) y otro tipo de espacios. Sin embargo, los porcentajes son muy diferentes cuando lo que se analiza es el reparto de las indemnizaciones. Las familias reciben el 40% del dinero, mientras que las industrias ingresan el 37% y los comercios otro 13%.

 

De acuerdo con los datos del informe, un 78% de los incendios que se producen cada año en nuestro país ocurre en domicilios, pero la disparidad en el pago total de las indemnizaciones se debe a la mayor gravedad de los daños que ocasionan las llamas en las fábricas y los negocios. Mientras que un incendio en una vivienda conlleva el pago medio de 2.930 euros por parte del seguro, esta indemnización se triplica cuando se trata de comercios (8.768 euros) y se multiplica por 14 en el caso de industrias (42.081 euros). Y es que los incendios son una importante amenaza en numerosos entornos laborales. El fuego causa gastos de millones de euros al año por daños a bienes, equipos, edificios, etc. Por eso, además de tomar las medidas de protección adecuadas para evitar que se origine un incendio en las instalaciones, las empresas deben ser capaces de detectarlo lo antes posible y extinguirlo antes de que todo arda fuera de control.

 

El fuego puede ser provocado por distintas fuentes de ignición, algunas de las cuales no son fáciles de prevenir, como la llama abierta de un soplete, una ignición espontánea producida por una reacción química, por una sobrecarga eléctrica, chispas electroestáticas, por fricción… Ante la imposibilidad de controlar al cien por cien las posibles fuentes de un incendio, y con el objetivo de minimizar los daños materiales e impactos negativos y proteger a las personas y los activos de la empresa, los incendios deben detectarse y extinguirse lo antes posible, para evitar su propagación.

 

 

Minimizar los riesgos de incendios con respuestas inmediatas

Ante el  peligro latente que constituyen los incendios, muchas empresas están implantando soluciones de vídeo inteligente que incorporan tecnología de imagen térmica.

 

Las cámaras termográficas son capaces de detectar inmediatamente los objetos que emiten un calor excesivo y activar las alarmas para alertar a los responsables o a los miembros de los equipos de seguridad. Además, pueden configurarse para activar dispositivos de extinción de incendios como, por ejemplo, cañones de agua, lo que permite apagar el fuego rápidamente antes de que provoque daños irreparables.

 

 

Las cámaras termográficas de Hikvision

Hikvision ha desarrollado un amplio catálogo de cámaras termográficas no sólo para la detección de anomalías de temperatura antes de que se produzca un incendio sino, también, como dispositivos útiles en la búsqueda de puntos calientes y defectos invisibles en maquinaria o en sistemas eléctricos que podrían ser focos de un posible incendio, así como para inspeccionar áreas a las que resulta difícil acceder con herramientas de medición convencionales.

 

Las cámaras termográficas de Hikvision ofrecen importantes ventajas entre las que se encuentran:

  • La precisión en la medición de la temperatura. Mediante una calibración estricta y procedimientos de prueba estandarizados, Hikvision ha establecido un modelo de medición de temperatura que ofrece una gran estabilidad y alta precisión, hasta ± 2°C o ± 2% (lo que sea mayor).
 
  • La posibilidad de definir múltiples reglas de medición de temperatura. Los productos térmicos de Hikvision admiten múltiples reglas de medición de temperatura, incluidas mediciones de punto, línea o imagen. Los usuarios pueden seleccionar reglas para varios escenarios para obtener la máxima precisión.
 
  • Imágenes claras. Con características avanzadas como control automático de ganancia, mejora de detalles digitales y reducción de ruido digital 3D, las cámaras térmicas Hikvision ofrecen imágenes térmicas cristalinas, con una calidad sin igual en la industria.
Contáctenos