Seguridad eficaz en las plantas generadoras de energía

Seguridad eficaz en las plantas generadoras de energía
agosto 27, 2021

 

La energía es un elemento vital en la civilización moderna. En 2019, un apagón de luz durante cinco días seguidos causó estragos en Venezuela y alertó al mundo sobre sus consecuencias: fallecieron 26 pacientes ingresados en diferentes hospitales del país al no funcionar las máquinas que les mantenían con vida. Y algunos analistas de mercado consideraron que esa merma del sector eléctrico fue un factor determinante para que el Producto Interior Bruto venezolano se contrajera un 35% a finales de 2019.

 

La industria energética procura satisfacer todas nuestras necesidades energéticas, pero asegurar el suministro no es una tarea fácil; solo los consumidores europeos utilizamos alrededor del 11% de las reservas de energía de todo el mundo. El sector energético afronta desafíos singulares. Su objetivo es mantener la producción, transformación y distribución de energía de manera constante y segura. Las plantas generadoras de energía suelen ser instalaciones muy grandes, y garantizar su seguridad es complejo.

 

Ese tipo de instalaciones acumula gran cantidad de cobre, material que se utiliza en todos los procesos industriales debido a su alta ductilidad, maleabilidad, conductividad térmica y eléctrica y resistencia a la corrosión. Se trata de un bien valioso, por lo que los ladrones suelen irrumpir en las plantas industriales con el fin de extraer el cobre y venderlo en el mercado negro. Además, este tipo de plantas industriales, estratégicas para cualquier país, son un objetivo prioritario para terroristas o extremistas que eligen objetivos con gran impacto.

 

Son muchos los desafíos de seguridad a los que hacer frente, por lo que las plantas de energía siempre buscan beneficiarse de las innovaciones tecnológicas en el ámbito de la seguridad.

 

Proteger la energía de forma segura

Las plantas de energía suelen estar rodeadas con vallas de seguridad y en sus instalaciones encontramos numerosos carteles con advertencias de peligro para quienes los traspasen. Mucha gente piensa que tanto cartel es exagerado, pero se equivocan: una estación de transformación eléctrica puede gestionar alrededor de 75.000 voltios, o incluso más, en un momento dado. Y la incorrecta manipulación de los dispositivos ha provocado la muerte de personas —en ocasiones, de los propios ladrones—, por lo que es una amenaza real.

 

Las soluciones innovadoras comienzan con el diseño de una sólida seguridad perimetral, equipada con una tecnología específica: la termografía. La configuración eficaz de un buen sistema de seguridad debe incluir cámaras térmicas Bi-spectrum. Pueden detectar las formas de calor de los intrusos incluso en situaciones de visibilidad muy baja y, por otro lado, la lente de la cámara proporciona imágenes muy nítidas, especialmente útiles en caso de que sea necesaria una verificación. A menudo se añade una cámara PTZ, que permite a los operadores enfocar en detalle un área particular. También pueden seguir a los intrusos mientras se mueven por el área. Otro dispositivo que es importante incluir en el sistema es un altavoz, que se puede utilizar para hacer sonar un mensaje de advertencia grabado, o incluso para que el operador se comunique en tiempo real con un empleado o un visitante que pueda estar en situación de riesgo.

 

Un sistema de seguridad flexible y eficiente

Al ser grandes instalaciones, con varios edificios de oficinas y áreas industriales que albergan todo tipo de equipos, puede ser preciso utilizar diferentes tipos de cámaras, dispositivos de alarma y detectores de radar por toda la planta para proporcionar una seguridad flexible y eficiente.

 

Asegurado el perímetro, la siguiente preocupación es la seguridad en el control de acceso. Mediante escaneos de tarjetas, huella dactilar o incluso reconocimiento facial, se puede facilitar al personal autorizado un fácil acceso. También se puede instalar un intercomunicador para que un guardia pueda verificar la validez de una solicitud de entrada. Incluso se puede abrir la puerta de forma remota.

 

Todos estos dispositivos separados se pueden unir y administrar desde un mismo dispositivo. Con una herramienta de VMS centralizada, como HikCentral de Hikvision, los profesionales de la seguridad pueden ver las transmisiones de todas las cámaras y administrar todo el sistema fácilmente. Además, pueden controlar todos los dispositivos desde cualquier ubicación, gracias a una aplicación móvil que permite una monitorización en tiempo real.

 

Mantenimiento predictivo

Una parte crucial para mantener el flujo de energía es estar al tanto del mantenimiento de las instalaciones. Se estima que hay 10 millones de kilómetros de líneas eléctricas por toda Europa. ¿Cuánto tiempo le llevaría a un técnico trepar por un poste de cable de alimentación para verificar los conectores en cada uno? Esta labor forma ya parte del pasado.

 

Las empresas energéticas instalan cámaras termográficas para monitorizar la temperatura de las líneas a lo largo de su recorrido. Cualquier anomalía de temperatura se notifica al sistema de inmediato, por lo que, además de servir como dispositivo de seguridad, son eficaces como herramienta de mantenimiento. Incluso se puede usar una cámara termográfica de mano para detectar problemas en pequeños espacios.

 

La tecnología de las cámaras termográficas es especialmente eficaz en tareas de mantenimiento predictivo. Si los problemas se pueden identificar antes de que se produzcan, se ahorra una gran cantidad de tiempo, esfuerzo y dinero. Así, además, es menos probable que se interrumpa el flujo de energía, ya que se pueden planificar las reparaciones.

 

Los expertos del sector energético vaticinan que se van a experimentar cambios radicales en los próximos años debido a los nuevos procesos tecnológicos. Los futuros avances harán más compleja la gestión de los sistemas energéticos, un cambio de paradigma al que tendrán que hacer frente las empresas. Su objetivo a corto plazo es reforzar el papel de la innovación con el fin de afrontar los retos del cambio climático con respuestas eficientes que, además, garanticen un suministro de energía barato, fiable, sostenible… ¡y seguro!

Contáctenos