Cómo el vídeo de seguridad inteligente mejora y ayuda a la movilidad

Cómo el vídeo de seguridad inteligente ayuda a la movilidad inteligente
marzo 24, 2020

 

La facilidad para llegar desde un punto A hasta un punto B, el transporte efectivo de bienes y servicios, y la flexibilidad e integración de los distintos modos de transporte son aspectos clave de la movilidad.

 

La movilidad inteligente lleva siendo un aspecto fundamental para la industria del transporte desde hace tiempo. La idea es mantener el flujo del tráfico y ayudar a la gente a llegar a donde lo necesita de una manera más eficiente. Para conseguirlo, los diferentes agentes de la industria están innovando e introduciendo tecnologías avanzadas. Algunos ejemplos son los sistemas de gestión de tráfico inteligentes, peajes de libre circulación, conducción autónoma o soluciones de localización, entre otros.

 

Al mismo tiempo, la congestión del tráfico, el envejecimiento de las infraestructuras, la rápida urbanización y las crecientes demandas de sostenibilidad están aumentando la necesidad de soluciones de movilidad inteligente. Una manera de superar los obstáculos es usando la tecnología de vídeo de seguridad inteligente para mejorar la gestión del tráfico, para hacer de las carreteras un lugar más seguro y más eficiente para cada usuario, permitiendo reducir, a su vez, las emisiones.

 

Intersecciones perceptivas

Por medio de las analíticas de vídeo inteligente, las cámaras de tráfico identifican puntos de congestión del tráfico en las intersecciones, contando el número de vehículos que cruzan y detectando su velocidad, y también contando la cantidad de vehículos que hay en una fila en tiempo real. Los datos recogidos informan al sistema de cuándo cambiar los semáforos a rojo o verde. La optimización de las señales de tráfico asegura un flujo de vehículos más efectivo.  

 

¿Qué otros beneficios aporta? Mejora la seguridad vial; se puede evitar la congestión en los cruces; se informa a los conductores de la velocidad de su ruta, indicando una previsión de tiempo de llegada; es posible reducir tiempos de espera y estrés para los viajeros; se reducen las emisiones contaminantes y, en definitiva, se logra un impacto positivo en la satisfacción de los usuarios.

 

Seguridad vial

Los accidentes de tráfico pueden ser desastrosos, no sólo porque causan atascos en las carreteras, sino porque pueden tener consecuencias todavía más graves, como lesiones o incluso muertes. Estos incidentes se deben a muchas causas, entre las cuales están los conductores que se saltan las normas de tráfico voluntariamente. La tecnología de vídeo inteligente puede ayudar a detectar todo tipo de situaciones. Por ejemplo, un aparcamiento no permitido, alguien que se salta un semáforo en rojo, circulación en sentido contrario, exceso de velocidad, cambios de dirección ilegales, etcétera.

 

Por medio de la tecnología deep learning, las cámaras reconocen estas situaciones y las notifican inmediatamente a las autoridades de tráfico, que pueden tomar las medidas necesarias antes de que ocurra ningún incidente. Además, las cámaras se pueden vincular a sistemas de multas, lo que ayuda a mejorar los comportamientos al volante de los conductores.

 

Estas solucionen ayudan a prevenir accidentes, a mejorar el comportamiento de los conductores y, en definitiva, a conseguir un mayor nivel de seguridad en las carreteras. 

 

Información pública

Compartir información es esencial para los conductores. La comunicación inteligente da avisos y actualizaciones que ayudan a todos a ganar tiempo, a evitar frustraciones y a simplificar la movilidad en el día a día. Esto es posible gracias a las pantallas informativas que se colocan en lugares de alta visibilidad, como en zonas de congestión, intercambiadores de transporte, centros comerciales y plazas de la ciudad. O incluso en las manos del usuario, a través de aplicaciones de móvil.

 

Las videocámaras de tráfico generan datos en tiempo real sobre flujo del tráfico e incidentes, y los envían a una plataforma central para juntar esa información con la procedente de otros sistemas, como radares o GPS. Esta operativa permite facilitar a los usuarios información sobre el estado del tráfico, enviar alertas y avisos, o incluso disponibilidad de parking.

 

Los beneficios son una mayor concienciación del público sobre la información del tráfico, mayor comodidad en los viajes o una mejora general de la movilidad en la ciudad, entro otros.

 

La experiencia de Hikvision

Hikvision ha acumulado muchísima experiencia en la gestión del tráfico, tanto en ciudad como en carretera. Ofrecemos soluciones versátiles para resolver multitud de problemas relacionados con la gestión del trafico urbano, incidentes, uso de las autovías, etcétera.

 

Además, es fundamental tener en cuenta que la gestión eficiente del control de señales depende de la calidad de los datos del tráfico, de los algoritmos del sistema y de los dispositivos de hardware que se utilicen; también influye el entorno en el que nos encontramos, el estado de las carreteras, las condiciones históricas del tráfico o la infraestructura urbana. Por eso, ninguna solución resuelve la congestión del tráfico en todas partes. Hikvision cree que la única manera de asegurar el éxito es trabajar mano a mano con las autoridades municipales, cuerpos de seguridad, responsables de tráfico, consultores, e incluso con el mundo académico y otros agentes interesados. A través de esa colaboración, se pueden crear aplicaciones y procesos operativos para conseguir los mejores resultados. Así lo hicimos, por ejemplo, al utilizar nuestra tecnología para mejorar la seguridad y la movilidad de los vecinos de Tres Cantos (Madrid).

 

Las posibilidades que ofrece la información obtenida de las cámaras de tráfico son infinitas, especialmente ahora con el uso de inteligencia artificial para funcionalidades avanzadas. Aprovechar este potencial marcará la diferencia, pero el objetivo final sigue siendo el mismo: un tráfico fluido y seguro, movilidad inteligente, y una mejora en la calidad de la vida de las personas. 

 

Contáctenos